Dirección
Ignacio Ramirez No. 111, Cortázar, Gto. C.P.38300

Teléfono
(411)1550136

Misión
Desarrollar al máximo, en el niño de edad preescolar, los aspectos mental, físico, social y afectivo, incluyendo principios y valores duraderos para su vida.

Visión
Crecer como institución otorgando servicios de educación con excelencia que colaboren e impacten definitivamente a nuestra sociedad.

Nuestros Valores:

Amor
Respeto
Perseverancia
Honestidad
Empatía
Servicio

NIVELES EDUCATIVOS

Jardín de Niños

En el año de 1934, llega a Cortázar, Gto., la misionera americana, Mamie Thelma Baird, ella marcaría el inicio de la historia de esta institución, al principio conocida por todos los vecinos de este lugar como “El centro social” pues la diversidad de servicios y el incansable trabajo del que han sido testigos muchos habitantes de Cortazar, les permitiría  ver todas las actividades que “La gringa”  como todos la llamaban sería capaz de llevar a cabo: Empezó con la ayuda de una enfermera, abriendo una clínica y dispensario médico con mucho éxito, dando ocasión este servicio para que Mamie Baird se diera cuenta que la mayoría de la gente en Cortázar, no sabía leer ni escribir; su preparación como maestra de primaria y su firme convicción cristiana metodista de que la mejor manera de coadyuvar al engrandecimiento y transformación de los hombres y pueblos es en base a la educación, la llevó a iniciar toda una serie de actividades relacionadas con esta última; empezó enseñando a niños por la mañana y adultos por las noches, organizó trabajos de temperancia para los alcohólicos; orientó y enseñó a mujeres en temas de higiene y alimentación de sus hijos e incluso proveyendo y preparando ella misma los alimentos; creó la clínica, escuela y biblioteca ambulante para llevar educación hasta los lugares que carecían de los medios más indispensables  para adquirir un poquito de educación: Suchitlán municipio de Villagrán, la Minilla, las Colonias, Parra etc.; dio clases de tejido, corte y confección y primeros auxilios; buscó recursos para apoyar con becas a niños, jóvenes y señoritas de escasos recursos deseosos de estudiar, muchos de ellos hoy son profesionistas que pudieron hacer realidad su sueño; ella llevaba a las escuelas del municipio libros para apoyarlos y proporcionaba lotes de libros a los alumnos de secundaria de escasos recursos. A su partida a su país la Institución quedó a cargo de la Srita. Librada Martínez Guzmán Y Petrita Baltazar Rodriguez, quienes continuaron con esta labor.