fbpx
DECRETO QUE ADICIONA DISPOSICIONES A LA LEY GENERAL DE SOCIEDADES MERCANTILES (“LGSM”) SOBRE INFORMACIÓN DE SOCIOS Y ACCIONISTAS.

DECRETO QUE ADICIONA DISPOSICIONES A LA LEY GENERAL DE SOCIEDADES MERCANTILES (“LGSM”) SOBRE INFORMACIÓN DE SOCIOS Y ACCIONISTAS.

Estimados amigos y clientes,

En el Diario Oficial de la Federación (“DOF”), el 14 de junio de 2018, se publicaron adiciones a los artículos 73 y 129 de la LGSM (las “Adiciones”) que entrarán en vigor el 15 de diciembre 2018.

En esencia, las Adiciones refieren la obligación de divulgar, en el sistema electrónico establecido por la Secretaría de Economía (“PSM”), datos de los accionistas de la Sociedad Anónima (“S.A.”), los socios la Sociedad de Responsabilidad Limitada (“S. de R.L.”) y las transmisiones de acciones y partes sociales, respectivamente.

Aquí expresaremos algunas opiniones generales sobre el alcance legal práctico, de las Adiciones; identificamos algunas inconsistencias vistas a la luz de ambas reformas y las similitudes entre éstas.  

Las Adiciones son parecidas, pero no idénticas entre sí, respecto de ambos tipos societarios. Para apreciar las semejanzas y diferencias, hemos preparado este cuadro que muestra el texto completo de cada artículo, con la finalidad de poder apreciar las Adiciones en el contexto adecuado (énfasis añadido):

S. de R.L.(artículo 73 LGSM)S.A.(artículo 129 LGSM)
Comentarios
Artículo 73.- La sociedad llevará un libro especial de los socios, en el cual se inscribirá el nombre y el domicilio de cada uno, con indicación de sus aportaciones, y la transmisión de las partes sociales. Esta no surtirá efectos respecto de terceros sino después de la inscripción. Artículo 129.- La sociedad considerará como dueño de las acciones a quien aparezca inscrito como tal en el registro a que se refiere el artículo anterior. A este efecto, la sociedad deberá inscribir en dicho registro, a petición de cualquier titular, las transmisiones que se efectúen.El primer párrafo de cada precepto no tuvo modificación.
Para la S. de R.L., prevé la obligación, a cargo de la Sociedad, de inscribir en el PSM: nombre, domicilio, monto de las aportaciones (consideramos que se refiere al valor nominal de las partes sociales) y transmisión de las partes sociales.
La S.A. tiene la obligación de inscribir en el PSM: el nombre, la nacionalidad y el domicilio del accionista, y la indicación de las acciones que le pertenezcan, expresándose los números, series, clases y demás particularidades, así como las transmisiones de acciones que se efectúen.
Adición: De la inscripción a que se refiere el párrafo anterior deberá publicarse un aviso en el sistema electrónico establecido por la Secretaría de Economía conforme a lo dispuesto en el artículo 50 Bis del Código de Comercio y las disposiciones para su operación.Adición: De la inscripción a que se refiere el párrafo anterior deberá publicarse un aviso en el sistema electrónico establecido por la Secretaría de Economía conforme a lo dispuesto en el artículo 50 Bis del Código de Comercio y las disposiciones para su operación.
Es conveniente mencionar que la publicación en el sistema electrónico, surte sus efectos al día siguiente de su realización.
Adición: Cualquiera persona que compruebe un interés legítimo tendrá la facultad de consultar este libro, que estará al cuidado de los administradores, quienes responderán personal y solidariamente de su existencia regular y de la exactitud de sus datos.Correlativo (contenido igual): no existe

En la S.A. no hay disposición similar aplicable con relación a dar acceso a que aquellos terceros que demuestren tener un interés legítimo, puedan consultar el libro en el que se inscriban los datos de los accionistas y la transmisión de las acciones.
Como podemos observar, tratándose de la S. de R.L., toda aquella persona que aun cuando no es titular de un interés jurídico, puede tener acceso a la información.
La pregunta es si un acreedor que considere que los socios no han realizado sus aportaciones o no las han realizado de manera completa, tendría un interés suficiente para consultar la información. El concepto de interés legítimo podría ser suficiente para ello.
Destacamos la responsabilidad solidaria a los administradores por la existencia y exactitud de los datos en el registro.
Lo anterior, no está previsto para la S.A., pues no existe disposición aplicable.
Lo cual lleva a cuestionar si es constitucionalmente válida la distinción realizada por el legislador. En una primera concepción, no lo consideramos suficientemente objetivo y dudamos que resista un escrutinio en la vía del juicio de amparo.  No vemos sustentable que este acceso aplique a un solo tipo societario.
De hecho, ponemos en duda que debiera darse acceso con solo interés legítimo y sostenemos que el tratamiento correcto debiera ser que sólo tengan acceso quienes detenten un interés jurídico.
Lo adecuado, debiera ser darles un tratamiento similar.
Quedará pendiente, en todo caso, definir el procedimiento administrativo para que la Secretaría resuelva cada solicitud y defina si hay o no interés suficiente para tener acceso a la información.
Correlativo (contenido igual): no existe
Adición: La Secretaría se asegurará que el nombre, nacionalidad y el domicilio del accionista contenido en el aviso se mantenga confidencial, excepto en los casos en que la información sea solicitada por autoridades judiciales o administrativas cuando ésta sea necesaria para el ejercicio de sus atribuciones en términos de la legislación correspondiente.
Nuevamente, ¿por qué en una si y en otra no la confidencialidad? En nuestra opinión, debería ser un mismo trato.
Tan personal y tan valiosa la información de un socio como de un accionista.
Si bien se puede inferir contrario sensu que al limitar el acceso a personas con interés jurídico o legítimo en la S. de R.L. hay un deber implícito de confidencialidad, lo justo sería que así se expresara.
Cuestionamos por qué debería ser menos valiosa o más expuesta una información en un caso que en otro.

Es de tener especial cuidado, la existencia, actualización, veracidad y precisión de los datos inscritos, ya que establece una obligación solidaria para los administradores, en la que responderán por la exactitud de los datos y la existencia del libro.  Cabe destacar que dice la Ley administradores en general, lo cual haría pensar que son consejeros y administrador o gerente único en principio, pero que podría llegar la responsabilidad a un director o gerente general (colocado abajo del consejo).

Las Adiciones derivan de la Recomendación 24 hecha por el Grupo de Acción Financiera contra el Blanqueo de Capitales (“GAFI”), relativa al uso indebido de las personas morales en materia de lavado de dinero, financiamiento al terrorismo y proliferación de armas de destrucción masiva, lo cual asegure que exista información adecuada, precisa y oportuna sobre su control y el beneficiario final, entendiendo a este último como aquella persona física que obtiene los beneficios o ejerce el control sobre la persona moral.  No obstante, siendo así ¿acaso esta información no la tiene ya el Servicio de Administración Tributaria en virtud de las obligaciones que derivan del 27 del Código Fiscal de la Federación? Para qué duplicar cargas administrativas.

De lo negativo, lo positivo. Hemos tenido experiencias y sinsabores relacionadas con los documentos “sin fecha cierta” donde la autoridad fiscal sistemáticamente desconoce que los registros y actos jurídicos privados hagan fe suficiente de su contenido. Consideramos que la divulgación de esta información por medio del PSM, permitirá generar una evidencia con plena certeza de fecha, que mejorará el escenario de defensa futuro en casos donde se discuta la realización o no realización de aumentos de capital social que no necesariamente pasaron ante fedatario público (porque es cierto que no todos pasan ni tienen que pasar por ellos).

Para Ortíz, Linares Abogados, será un placer precisar cualquier información relacionada con el contenido del presente.

Mtro. Fernando J. Ortíz V. fortiz@ortizlinares.com

Lic. Miguel Ángel Linares Vázquez mlinares@ortizlinares.com

Lic. Montserrat Dorantes Ayala mdorantes@ortizlinares.com

Este documento contiene algunos de los aspectos relevantes en función del tema. No se incluyen todos los aspectos que podrían ser importantes para los interesados. En caso de que tengan cualquier duda o comentario al respecto, estamos a sus órdenes. Nuestros comentarios son informativos, por lo que no constituyen opinión ni asesoría de especie alguna, ni debe ser citado ni referido en documento alguno sin nuestro previo consentimiento. Por lo anterior, Ortíz, Linares Abogados no asume responsabilidad alguna en relación con el contenido, alcance o uso que se le dé a este documento.

Close Menu