La UE investiga a Facebook e Instagram por generar adicción en las infancias

El bloque anunció que la empresa podría enfrentar multas de hasta el 6% en sus ganancias.

Meta una vez más está bajo la lupa en la Unión Europea por el supuesto daño que sus redes sociales, Instagram Facebook, le hacen a la salud mental y física de las infancias que utilizan estas plataformas.

Este jueves, la Comisión Europea inició una investigación en contra de la empresa de Mark Zuckerberg por presuntamente haber violado las normas de la Ley de Servicios Digitales, al señalar que la interfaz y algoritmos de las redes sociales pueden causar “adicciones conductuales en las infancias”.

Asimismo, el organismo regulador destacó su preocupación respecto a que Meta no está haciendo lo suficiente para evitar que los menores de edad tengan acceso a contenido inapropiado y que sus herramientas de verificación de edad no son “razonables, proporcionadas y efectivas”.

El comisario de Mercado Interior de la UE, Thierry Breton, dijo no estar convencido de que la empresa “haya hecho lo suficiente para cumplir con las obligaciones de la Ley para mitigar los riesgos de efectos negativos para la salud física y mental de los jóvenes europeos en sus plataformas”.

Debido a ello, la UE iniciará una investigación que no tiene límite formal, aunque sí le será posible tomar medidas provisionales mientras la investigación esté en curso. En caso de que al final se determine que la compañía violó la Ley de Mercados Digitales podría enfrentar multas de hasta el 6% de sus ingresos globales.

“Queremos que los jóvenes tengan experiencias en línea seguras y apropiadas para su edad y hemos pasado una década desarrollando más de 50 herramientas y políticas diseñadas para protegerlos”, declaró un vocero de Meta a CNBC.

 

Más investigaciones contra Meta en curso

 

Desde la promulgación de la Ley de Servicios Digitales, en febrero de este año, Meta ha sido una de las compañías sobre las cuales se ha puesto el ojo, debido a su relevancia global y cantidad de usuarios.

En abril pasado, la UE inició una investigación bajo el argumento de que la empresa no ha hecho lo suficiente para combatir la desinformación ante las próximas elecciones del Parlamento Europeo.

Además, en otras zonas del mundo también ha sido objeto de estudio debido a su impacto en las infancias. En octubre del año pasado, por ejemplo, 41 estados de Estados Unidos y el Distrito de Columbia interpusieron una demanda colectiva bajo el argumento de que estas plataformas son dañinas y adictivas para los menores de edad.

De acuerdo con la demanda proveniente de legisladores tanto republicanos como demócratas, la empresa implementó deliberadamente funciones adictivas en sus aplicaciones que tienen un impacto perjudicial en su salud mental e incluso contribuyen a trastornos alimentarios.

“Los niños y adolescentes sufren niveles récord de mala salud mental y las empresas de redes sociales, como Meta, tienen la culpa”, comentó en aquel entonces la fiscal general, y parte del partido demócrata, Letitia James.

James también agregó que la compañía de Mark Zuckerberg “se ha beneficiado del dolor de los niños al diseñar intencionalmente sus plataformas con características manipuladoras que hacen que se vuelvan adictos y al mismo tiempo reducen su autoestima.